Estudio Vierna 9 Museo Romano

Descripción del Proyecto

La actuación sobre edificios históricos, añade a la intervención arquitectónica un mayor grado de complejidad derivado de las consideraciones que establecen las preexistencias. En este sentido, no hay mejor principio para adecuar la respuesta que partir del conocimiento del edificio sobre el que se interviene. Tan sólo, después de entenderlo, puede el arquitecto plantear la estrategia de intervención más adecuada, ya sea ésta la continuidad con lo existente, la contraposición o la manipulación.

Son éstas las premisas que han guiado la adecuación arquitectónica del nuevo Centro de Interpretación del Teatro Romano de Cádiz, un excepcional monumento que mantiene vivo el esfuerzo de las manos que lo construyeron recreando ante nuestros ojos el momento de prosperidad que disfrutó la Gades de Balbo en los años que precedieron el comienzo de nuestra era.
El espacio arquitectónico que lo alberga, se obtiene por integración de una serie de locales mediante un sistema de rampas y escaleras que salva la diferencia de cota existente al tiempo que conforma un espacio continuo −calle interior− que, a modo de promenade, permite entender ‘paseando’ las claves arquitectónicas del monumento.

Teatro Romano_028
Teatro Romano_006

El espacio arquitectónico se articula como una "promenade"

Huecos estratégicos introducen la "cavea" en el interior

A lo largo del itinerario, las vistas sobre el ‘Teatro visible’ −área actualmente excavada−, materializadas mediante ‘ventanas’ que introducen la cavea en el espacio interior, se irán solapando con otras practicadas sobre el ‘Teatro oculto’ −restos arqueológicos bajo tierra−, resueltas mediante pozos entubados estratégicamente situados sobre las estructuras escénicas menos conocidas: scaneae frons, orchestra e ima cavea. Una operación simple que facilita una mejor comprensión por parte del visitante del funcionamiento del Teatro, cuyo conocimiento ‘in situ’, vendrá precedido por una información que, como si de un museo se tratara, empleará los paramentos como soporte didáctico.

Líneas de luz dibujan el techo

Para este proyecto Ferram fabricó expresamente toda la iluminación diseñada por Vierna9 para resolver los diferentes requerimientos: desde la luminaria mural que aúna en una misma pieza las necesidades de iluminación y clima al tiempo que sirve de maestra constructiva al revestimiento de cartón-yeso de las paredes; hasta la ‘línea de luz’, que empotrada en el techo, dibuja el recorrido mientras ilumina los paramentos; pasando por los focos que permiten visualizar al fondo de los pozos los restos arqueológicos.
Una intervención que apuesta por posicionarse frente a la construcción heredada, adoptándola como material básico del proyecto, en la certeza de que lo existente −el Teatro−, es lo que realmente merece ser puesto en valor.

Fotografía: Estudio Vierna 9

Teatro Romano_017